Todas las recetas de fideuá

Cómo hacer fideuá

Fideuá marinera

Fideuá marinera

La fideuá marinera tiene todo lo bueno del mar, pescado, gambas y mejillones, aunque también se le puede añadir almejas, cigalas, langostinos, etc. Hay quién le agrega pollo, pero no sería una auténtica fideuá marinera.

El tiempo de cocción y el caldo necesario dependerán del tipo de fideo que se utilice. Generalmente con unos pocos minutos de cocción es suficiente para que se ablande.

El color lo aporta las hebras de azafrán, un ingrediente excepcional que no puedes dejar de comprar.

Ingredientes necesarios para 6 raciones:

  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 4 dientes de ajo, machacados
  • 2 cucharaditas de pimentón dulce ahumado
  • 375 gr de fideos para fideuá
  • 120 ml de vino blanco
  • 1 litro de caldo de pescado
  • 20 hebras de azafrán
  • 3 tomates grandes, picados
  • 1 cucharadita de sal, o más al gusto
  • la carne de 2 pimientos choriceros
  • pimienta negra molida, al gusto
  • 300 gr de gambas enteras
  • 1,3 kg de mejillones
  • 400 gr de pescado blanco sin espinas (merluza, rape, bacalao, rodaballo, etc.), cortado en trozos
  • Perejil fresco picado, al gusto

Así se hace la receta:

  1. Pon una sartén a fuego medio y vierte el aceite para que se caliente.
  2. Machaca los ajos y añádelos al aceite caliente junto con la carne de los pimientos choriceros para que se sofrían. Espolvorea el pimentón y remuévelo.
  3. Escalda los tomates durante 2 minutos y retira la piel. Pícalos finamente y añádelos al sofrito. Deja que todo se cocine durante 5 minutos más, removiendo frecuentemente, hasta que veas que la salsa se ha reducido.
  4. Incorpora los fideos y vuelve a removerlo. Vierte el vino blanco, el caldo y las hebras de azafrán, remueve todo y deja que empiece a cocer a fuego medio.
  5. 5 minutos después, incorpora el pescado, las gambas (sin pelar) y los mejillones. Empuja los mejillones al fondo para que se vayan abriendo. Tapa la paellera y déjalo 5 minutos más, hasta que los mejillones se abran.
  6. Para entonces, los fideos ya deben haber absorbido todo el líquido, el pescado y las gambas tienen que haberse cocinado y los mejillones tienen que haberse abierto. Si hay algún mejillón sin abrir, lo retiramos pues está muerto o en mal estado.
  7. Apaga el fuego y deja que repose durante un par de minutos. Espolvorea el perejil por encima y sírvelo caliente.

Notas

Lo mejor es que utilices un caldo casero, elaborado con las raspas y cabezas de pescados y mariscos.