Todas las recetas de fideuá

Cómo hacer fideuá

Fideuá de gambas

Fideuá de gambas

Otra receta de fideuá que tiene sabor a mar. Es fácil con el caldo de gambas que hacemos en un periquete con las cáscaras de las gambas. También puedes utilizar langostinos o cualquier otro marisco.

La clave es un buen sofrito, cocer los fideos al dente y cocer las gambas lo justo, sin pasarse.

Lista de ingredientes para 4 personas:

  • 500 gr de gambas grandes peladas y limpias
  • 680 ml de agua
  • 240 ml de caldo de pollo o de pescado
  • 1 hoja de laurel
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 3 dientes de ajo picados
  • 1 pizca de sal gruesa y pimienta negra molida
  • 225 gr de fideos para fideuá
  • 1 cebolla, finamente picada
  • 400 gr de tomate triturado
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 60 ml de vino blanco seco
  • Unas hojas de perejil fresco, para adornar

Al lío:

Pela las gambas y quítale las venillas negras que rodean el cuerpo. Colócalas en un recipiente y agrega 1 cucharada de aceite, 1 diente de ajo picado, una pizca de sal y pimienta negra. Mézclalo todo y cubre el recipiente con film transparente. Introdúcelo en la nevera mientras se prepara el resto de la comida.

Hacer el caldo casero es muy fácil. Coge las cáscaras de las gambas y añádelas a una olla junto con el agua, el caldo y la hoja de laurel. Tapa la olla y ponlo a cocer durante 30 minutos a fuego lento. Cuela el caldo y desecha los restos.

Añade 2 cucharadas de aceite en una sartén grande y caliéntalo a fuego medio. Añade el tomate triturado y la cebolla para que se sofrían bien. Tenlo aproximadamente 5 minutos, hasta que veas que la cebolla está tierna y el tomate se ha reducido. Sazona con sal y pimienta negra.

Incorpora el pimentón y dos dientes de ajo picados. Remueve todo el contenido y deja que se reduzca un poco más.

Cuando tengas el sofrito listo, agrega los fideos y mézclalo bien. Vierte el caldo colado caliente, el vino, y otra pizca de sal y pimienta negra. Deja que se cocine a fuego lento durante 8 a 10 minutos, o hasta que la mayor parte de la pasta esté al dente.

Saca las gambas de la nevera y añádelas a la fideuá. Continúa con la cocción 5 minutos más, hasta que veas que las gambas han cambiado de color y están rositas. Si ves que es necesario añadir un poco más de caldo, viértelo por los lados.

Retira la sartén del fuego y deja que repose tres minutos. Espolvorea el perejil picado por encima y sírvelo.